No lo digo yo, lo dice la Biblia

A veces los cristianos afirman barbaridades justificándose en una interpretación bíblica ultraconservadora: “No lo digo yo, lo dice la Biblia“, se justifican.

Para interpretar la Bíblia debemos de aplicar una hermenéutica correcta. La hermenéutica es la ciencia que estudia la interpretación de las Sagradas Escrituras.

Debemos de ser cuidadosos y examinar bien el texto, y uno usar textos para afirmar teologías absurdas: “un texto fuera de contexto, es un pretexto“.

Os dejo un video muy ilustrativo:

La clave hermenéutica para entender la Biblia es Jesús.

El problema es que hoy en día la gente desconoce quién fué Jesús, cual fué su vida, a qué se dedicó y cómo murió: Se dedicó a devolverle la dignidad a las personas, y fué asesinado por aquellos que defendían interpretaciones ultraconservadoras del texto bíblico.

2 thoughts on “No lo digo yo, lo dice la Biblia

  1. V

    Hola
    Muy interesante el video que muestras, si uno lo mira desde ese punto de vista del Presidente y creo que muchos han tomado sus argumentos, parece que tiene toda la razón.
    Pero como bien dices la clave hermenéutica para entender la Biblia es Jesús y eso implica necesariamente que el Antiguo Testamento debe entenderse a la luz de la revelación que trajo Jesús.
    Y él en diferentes partes dijo que vino a morir para libertar a la gente del pecado y por eso hay que mirar el Éxodo de Egipto como una figura que apunta hacia la verdadera liberación que es la esclavitud del pecado y no de un reino terrenal. La revelación es progresiva y a medida que pasa el tiempo vemos a Dios revelándose más y más hasta llegar a Jesús que es la verdadera y definitiva revelación de Dios. Por ejemplo, Abraham tuvo menos revelación de Dios que Jacob y Josué tuvo menos revelación que David, etc. Es ahí donde el Presidente de la peícula falla; la Biblia no es una colección de versículos, es la historia de Dios y esa historia tiene una presentación, un desarrollo, un clímax y un final. La Biblia es una y diversa unida por un tema común: el reino de Dios personificado en Jesús.
    Tu interpretación de que Jesús vino a morir por la dignidad de las personas es eso: tu interpretación. Pero Jesús vino a mucho más que eso, como dice el evangelio de JUan repetidas veces él vino a dar vida eterna a quienes creen en él. En eso tu interpretación se queda corta porque sólo ve la misión de Jesús como algo sólo para este mundo.
    Me he dado cuenta que varias veces pones en duda si Jesús existió (y si no es eso lo que quieres decir se parece bastante cuando dices: “un personaje como Jesús (existiera o no, fuera hijo de Dios, Dios mismo o un personaje de ficción)”. Si no crees que Jesús existió entonces tu blog no es acerca de él, sino de lo que tú crees acerca de él (sea cierto o no); pero más aún, al dar consejos cómo tienen que ser las cosas (al calificara los que no piensan como tú de esto o aquello) entonces supones que Jesús (exista o no) está de acuerdo contigo.
    Lo malo es que al leer los evangelios (“Y no olvideis que según los evangelios (Sean verdad o no)”) no encuentro apoyo a tus afirmaciones.
    Los que mataron a Jesús no eran “ultraconservadores del texto bíblico” sino que eran ultraconservadores de tradiciones humanas extraídas del texto bíblico, que no es lo mismo. Coincido en que eso es lo que pasa en Estados Unidos, en donde la mayoría de las iglesias leen la Biblia a través de los ojos de la cultura norteamericana; pero que ellos lo hagan no quiere decir que todos lo hagan. Y si algunas veces coincidimos con ellos en algunas interpretaciones, no significa que estemos de acuerdo con ellos en todo.
    Hay cosas que en la Biblia están muy claras a la luz de la clave hermenéutica, como por ejemplo el infierno: Jesús es el que más habla de infierno y de condenación de aquellos que no creen en él como el Salvador del mundo. Puede que uno esté o no de acuerdo con eso, pero decir que Jesús vino sólo a morir por la dignidad de las personas es quedarse bastante corto en la misión de Jesús.
    Saludos
    Víctor

  2. Dani GL

    “No lo digo yo, lo dice la Biblia”, como bien dices es un pretexto. Porque cada uno es responsable de creer o no en la Biblia, y de seguirla al pié de la letra, y de interpretarla a su manera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>